20 horripilantes historias de terror en 2 frases

¡Feliz Halloween!

Hoy es un día muy especial, en el que el “lado oscuro” del espectro toma las calles y crea un fantabuloso desfile de cosas tenebrosas que no se suelen ver normalmente.

Para el post especial de hoy, quise llevarme al límite y superar ciertas barreras en las que no he trabajado tanto como querría (ni debería). Así que aquí tenéis 20 terroríficas historias de terror en 2 frases para que disfrutéis en este Halloween.

Dime en los comentarios o en cualquiera de mis redes sociales cuál es tu preferida y por qué. Cualquier sugerencia, idea o crítica será bien recibida, ¡como siempre!


HISTORIA Nº1

“Yo te maté”, le dije.

Y solo me respondió “Ahora sabrás lo que se siente”


HISTORIA Nº2

Oía el llanto de mi hijo cada noche y no sabía qué hacer.

Lo habría sabido si alguna vez hubiese nacido.


HISTORIA Nº3

Me decían que el Hombre del Saco no existía.

Pero, en verdad, el saco nunca fue lo suyo.


HISTORIA Nº4

Creía que las sábanas eran de acero.

Pero el demonio no pensaba igual.


HISTORIA Nº5

La verdad sobre el fin

es que es mentira.


HISTORIA Nº6

Solo supe lo que es la soledad

cuando llegué al otro lado.


HISTORIA Nº7

Pensé que un pecado no me haría mal, y que la pera era mi fruta favorita.

Aunque no la de metal.


HISTORIA Nº8

Cuando comprendí que su sonrisa era el reflejo de la mía,

ya tocaba el fondo del lago.


HISTORIA Nº9

“¿Cómo conoces mi nombre?”, le pregunté.

“¿Cómo olvidarlo?”, me dijo, “Si yo te maté”.


HISTORIA Nº10

Pensaba que la gente nunca me hacía caso,

pero ahora que no me ven es mucho peor.


HISTORIA Nº11

Siempre dije que la casa del lago tenía fantasmas.

Ahora que sé lo de la guardería, no me parece un sitio tan malo.


HISTORIA Nº12

Oí a alguien llamándome por debajo de la casa.

Pena que nunca hayamos tenido sótano.


HISTORIA Nº13

De niño me gustaba dibujar con tiza en el suelo.

Hasta que el dibujo fue el de mi silueta.


HISTORIA Nº14

Creía que había una araña dentro de las sábanas.

Dejé de pensarlo cuando vi el brillo de las uñas.


HISTORIA Nº15

Es ahora cuando comprendo por qué los ataúdes son tan caros:

No hay nada más resistente que su interior.


HISTORIA Nº16

“Mamá, ¿por qué el monstruo me habla?”, preguntó mi hijo, mirando hacia la esquina de su cuarto.

“¿Ves? No me deja en paz”, dijo cuando intenté calmarle.


HISTORIA Nº17

“¡Ayúdame! ¡Me quieren matar!”, me suplicó a gritos.

“Eso es imposible”, le dije, “Tú ya estás muerta”.


HISTORIA Nº18

Que te asusten por la espalda es la peor sensación del mundo.

Sobre todo cuando ya estás muerto.


HISTORIA Nº19

Años después, aún sigo escuchando los gritos de mis vecinos al discutir.

Años después, aún tengo las manos teñidas con su sangre.


HISTORIA Nº20

¿Sabes aquella sensación angustiosa de que algo te mira en la oscuridad de la noche?

Es peor cuando sabes que esa presencia eres tú.

Advertisements